Exposiciones

LEJANÍAS. ARTE JOVEN POLACO EN LA COLECCIÓN K. MUSIAL

Artistas: Adam Adach, Basia Bańda, Bogusław Bachorczyk, Agata Borowa, Tymek Borowski, Julia Curyło, Julia Cybis, Sławek Czajkowski, Wiktor Dyndo, Jan Dziaczkowski, Adam Gut, Urszula Kałmykow, Paweł Kałużyński, Arek Karapuda, Agnieszka Kicińska, Grzegorz Kozera, Sebastian Krok, Aleksandra Kubiak, Julian Nowicki, Igor Przybylski, Karol Radziszewski, Piotr Sokołowski, Antoni Starowieyski, Irmina Staś, Łukasz Stokłosa, Monika Szwed, Paweł Śliwiński, Rafał Wilk.

 

Fechas: Del 29/11/18 hasta el 27/1/19

Lugar: Centre del Carme. Sala Refectori

Comisariado: Inés R. Artola

Organiza: Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana e Instituto Polaco de Cultura de Madrid

Colabora: Krzysztof Musial y Galería aTAK

Entrada gratuita

‘Lejanías’, título de esta muestra, es ya de por sí un concepto que encierra misterio, algo de nostalgia, aunque también despierta en nosotros curiosidad, atracción. Sensaciones que bien pueden surgir cuando se habla de arte polaco: unas tierras que, a pesar de no ser tan lejanas, se nos antojan como tales. Subjetividades del mapa, de las culturas, de la historia.

Debiera ser suficiente motivo el querer acabar con esta lejanía para organizar esta exposición. Pero no es todo: este año, 2018, se cumple el centenario de la recuperación de la independencia de Polonia tras 123 años de ocupación. Celebración que se ha sentido en todo el país a lo largo del año y a la que nos unimos ahora aquí, pero desde la distancia y en clave actual. Independencia, otro concepto a tener en cuenta, que resuena de modos diversos según las geografías…

Las piezas que aquí se presentan son en su mayoría pinturas, todas ellas han sido realizadas a partir del año 2000 y pertenecen a una de las colecciones más importantes del país, la de Krzysztof Musial, que consta con más de mil piezas por las que, si buceamos entre ellas, podríamos incluso narrar la historia de la pintura contemporánea polaca. Pero aquí hemos decidido apostar por los artistas más jóvenes.

Artistas que siguen en activo, que siguen evolucionando, de diversos estilos y sensibilidades, con los que podemos dialogar. Por eso, dado el motivo de la muestra y los tiempos que corren, en paralelo a la selección de piezas que realicé, me tomé la libertad de contactar con todos ellos y que me contaran algunas cuestiones clave que me vinieron a la cabeza a la hora de articular y presentar esta exposición. Así, realicé un juego sencillo pero incómodo: pregunté a cada uno por sus sensaciones ante cuatro conceptos (libertad, independencia, identidad y lejanía) para que me los describieran, brevemente, subjetivamente y con toda la libertad exceptuando el número de líneas.

La intención del juego es de doble vertiente: dar voz a los artistas, dinamizar una muestra que vaya más allá de la colección privada estática e invitar, por otro lado, a todos nosotros a leer y reflexionar sobre términos que debieran, cuanto menos, inquietarnos en la actualidad.

Lo que se van a encontrar a continuación es, precisamente esto. Obras y respuestas de sus autores diseminadas por la sala, en un juego que no es de directa confrontación con las piezas sino, más bien, con nosotros mismos. Y así, esperamos, que Polonia ya no quede tan lejana cuando salgan y que surjan las oportunidades de diálogo, base de todo nuestro quehacer en libertad.