Educación

ESPAI DE TELLES AL CCCC (Primera Infancia)

Empezamos de 0

Espacio permanente

 

Lugar: Centre del Carme. Sala Espai de Telles

Horario: de martes a domingo, de 11 a 20.30 horas

Tipo de público: Primera Infancia

Duración: Visita libre acompañada por los padres

Organiza: Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana

Diseña: Arquilecturas

Colabora: Ninos Escoles Infantils

Normas y recomendaciones de uso

Más información: 

96 192 26 44/ 96 315 20 24

E- mail: didacticacmcv@gva.es

Entrada gratuita

 

telles2

Espai de Telles es un espacio que invita a participar, sentir, observar, investigar, descubrir, intervenir, recorrer.

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana es consciente de la importancia de abrir tanto el Centre del Carme como el resto de centros consorciados, a la sociedad, y en esta línea, merece especial interés el público familiar. El objetivo es ofrecer actividades culturales, atractivas y de calidad para un tipo de público que habitualmente no encuentra en los museos y centros de arte un espacio propio.

El departamento de Educación y Mediación del Consorci de Museus ha creado el programa Empezamos de 0, específicamente dirigido al segmento 0-3 años, en el que se enmarca la apertura del Espai de Telles.

Mediante un acuerdo de colaboración con la cooperativa Ninos Escoles Infantils se ha creado de un grupo de trabajo formado por profesionales de la educación, la arquitectura, el arte y la mediación para la creación y puesta en marcha del Espai de Telles que tendrá también su homólogo en otros museos de la Comunitat, como el Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante (MUBAG), y el Museu de Belles Arts de Castelló.

Silvana Andrés y Sonia Rayos, fundadoras de Arquilecturas, han desarrollado el diseño de los espacios, partiendo de la idea de aprovechar elementos resultantes de exposiciones pasadas y ahora en desuso, para recrear nuevos espacios sugeridores de oportunidades.

Inspirados en la tavola luminosa de Reggio Emilia, el Espai de Telles del Centre del Carme se organiza a partir de cuatro mesas de luz recuperadas de los fondos del Consorci de Museus y a su alrededor se crea una volumetría que posibilita una mayor superficie de exploración y que busca su inspiración en la técnica del origami: el suelo se repliega para que la actividad se despliegue, a partir de la repetición de figuras poliédricas que invitan a recorrer y habitar el espacio.